Placebo político

placebo-politico

Para anunciar la factible, que no inminente, llegada de la vacuna sí está disponible el Gobierno. Los presidentes autonómicos se quejan de que en sus desesperadas reclamaciones de medidas de confinamiento no encuentran a nadie que se les ponga al teléfono. Pero cuando aparezcan los antígenos tendrán que conformarse con el papel subalterno de organizar la logística que no está al alcance de un ministerio hueco. Sánchez no va a compartir ese momento, el glorioso «Aló presidente» en el que se presentará ante el pueblo como el Gran Benefactor, demiurgo de la esperanza, sanador de enfermos, Supremo Pantócrator de la ciencia y del progreso. El sonrojante recibimiento que se organizó a sí mismo como portador de los fondos europeos resultará… Ver Más