Ver una película en el cine tumbado en la cama es posible (pero tendrás que ir a Suiza)

Actualmente, hacer una sesión de cine en casa es tan tentador que las salas cada vez están más vacías (previos elevados aparte). Son muchos los que tienen en sus manos el gran catálogo de Netflix u otra plataforma digital y grandes televisiones que nada tienen que envidiar a la calidad de imagen de muchas salas de cine.

Pero, siendo sinceros, no es lo mismo. El cine tiene una capacidad envolvente gracias a una pantalla gigante, a los altavoces que rodean la sala y al efecto que, hoy en día, es casi imposible evitar si estamos en casa: no hay interrupciones para atender una llamada, contestar un Whatsapp o, sencillamente, ir al baño.

¿Y qué era lo único que le faltaba al cine para ser totalmente mejor que ver una película en casa? La comodidad extrema: poder tumbarse. Parece ser que un cine suizo ha decidido tomar cartas en el asunto y ofrecer a los espectadores camas en lugar de los míticos asientos.

El cine, llamado ‘Pathé Schweiz’, ofrece entradas VIPs que ofrecen dos camas juntas en lugar de los clásicos asientos. Además, las camas incluyen dos mesas de noche a cada lado para lo que estáis imaginando: tener comida y una bebida gratis durante el transcurso de la película. Aunque lo de gratis es un decir. Mientras una entrada normal cuesta 19,50 francos (17,20 euros), una VIP cuesta más del doble: 49 francos (43,20 euros).

También hay zonas con sofás

Parece ser que el cine Pathé es experto en la originalidad de sus salas. Algunas incluyen sofás para dos personas en lugar de los asientos tradicionales.

¿Irías a alguna de estas salas si las abrieran en España?

Compartir: