¿Me había confundido de periódico?

¿me-habia-confundido-de-periodico?
Pedro Sánchez escucha la intervención de Pablo Casado, durante el pleno del Congreso de los Diputados de este miércoles.
Pedro Sánchez escucha la intervención de Pablo Casado, durante el pleno del Congreso de los Diputados de este miércoles.EL PAÍS

Más información

  • Pacto de Estado o elecciones; por A. Caño

Leo EL PAÍS todos los días desde aquel primer número, que aún conservo, y ahora soy suscriptor de su edición en papel, que espero mantener viva hasta que dure. Tengo la costumbre de gape directamente las páginas de opinión. Vi la de Antonio Caño en espacio destacado. Pasados unos minutos pensé si me había confundido: ¿estaba leyendo otro periódico?, me pregunté. Su alegato contra el Gobierno de coalición, sus argumentaciones vacuas, impropias de un exdirector, las descalificaciones de “trumpismo de la izquierda”, “degradación”, su loa al PP, su propuesta de un gran acuerdo del PSOE con él, como partido fiable y solución del futuro, me confirman que Caño no solo no es que no está informado de la realidad es que no debería hacerme dudar de lo que ha sido siempre mi periódico. Tan mío, lector, como suyo, exdirector.

Fernando González Cajal. Madrid

Sin respuesta del SEPE

Estamos en plena campaña de Renta y el SEPE continúa sin ofrecer ninguna respuesta. Desde el inicio de los ERTE son muchos los conflictos del SEPE. Conflictos que han afectado a muchas personas. Los teléfonos y correos no existen, y no hay posibilidad de conseguir cita previa. Miles de ciudadanos viven con la incertidumbre de qué hacer ahora con la declaración de la Renta cuando el dinero debido no ha llegado. Sin embargo, los pagos indebidos sí se están reclamando. Una cara más de la pandemia que continúa sin viajar a la normalidad.

Silvia M. Díaz. Vilafranca de Bonany (Mallorca)

¡Qué sociedad tan frívola!

Mientras la injusticia y el dolor atraviesan el mundo, mientras en Afganistán los talibanes vuelven a atacar a las mujeres, mientras en India mueren miles de personas por la falta de oxígeno y de vacunas, mientras en Colombia luchan por sus derechos y por la auténtica libertad, en España, multitud de personas irresponsables y egoístas se echaron a la calle tras el fin del estado de alarma. La razón: estar cansado de la pandemia y no poder vivir sin tomar cañas y sin divertirse sin ton ni son. ¡Qué poco hemos aprendido!

Ana Alonso Castrillo. Madrid

Prince, el joven inmigrante que llegó a Gran Canaria subido en el timón del buque Ocean Princess I.
Prince, el joven inmigrante que llegó a Gran Canaria subido en el timón del buque Ocean Princess I.quique curbelo

Inmigrante y menor

Los escolares asturianos que, como recoge EL PAÍS del domingo pasado, se cartean con Prince —el niño nigeriano que llegó a Canarias en la pala del timón de un carguero— le consideran un héroe. Sin embargo, a quienes como Prince, son inmigrantes y menores, Rocío Monasterio los califica de delincuentes.

Julio Madrigal Asenjo. Mairena del Aljarafe (Sevilla)

Ya somos libres

En Madrid, después de las elecciones autonómicas, ya somos libres, ya tenemos libertad. Pero para lo que no somos libres es para ir al médico en nuestro ambulatorio. Después de estar varias horas colgados del teléfono que nadie contesta, vamos en persona. Tras dos horas largas de cola, nos dicen que la consulta será telefónica y en 15 o 20 días. Un médico que no sabemos quién es ni él nos conoce nos llamará para que le expliquemos lo que, a nuestro juicio, nos pasa, y si lo cree conveniente nos dará una cita presencial dentro de unos cuantos días más. Que no se puede hacer otra cosa, que faltan 14 o 15 médicos y que eso es que hay. Pero hemos conquistado la libertad.

Francisco Arriero Camarena. Madrid

Los textos de esta sección tienen que enviarse exclusivamente a EL PAÍS y no deben tener más de 100 palabras (700 caracteres sin espacios). Deben constar nombre y apellidos, ciudad, teléfono y DNI o pasaporte de sus autores. EL PAÍS se reserva el derecho de publicarlos, resumirlos o extractarlos. No se dará información sobre estas colaboraciones. La dirección para escribir en esta sección es CartasDirector@elpais.es

  • ¿me-habia-confundido-de-periodico?

    ¿me-habia-confundido-de-periodico?