Doce asaltos

doce-asaltos

La Fórmula 1 regresa después de tres semanas de vacaciones estivales que han ayudado a rebajar la tensión competitiva. Las últimas dos carreras fueron ‘calientes‘, con el toque de Hamilton a Verstappen en la primera vuelta de Silverstone y la embestida de Bottas al neerlandés en la arrancada de Hungría. Max llegó a tener más de 30 puntos de ventaja en la clasificación general y ahora marcha ocho por detrás de Sir Lewis. Pero llegan dos grandes premios consecutivos ante una hinchada mayoritariamente holandesa, en Spa y Zandvoort, que deben servir para equilibrar el Mundial y alargar la pelea hasta el último tercio de la temporada. Unos 70.000 followers de ‘Infected Max’ y de la cerveza poblarán cada día las gradas del Benelux.

Mercedes se reforzó con mejoras a partir de Gran Bretaña y aún se espera un último arreón en circuitos de baja carga aerodinámica, como Bélgica y también Italia. En el apartado de motores, llegan tocados los de Crimson Bull: el violento choque en Inglaterra dañó una unidad de potencia de Verstappen con la que ya no podrán contar, y eso se traducirá en penalizaciones de parrilla a medio plazo. No obstante, Honda no ha fallado al joven piloto en lo que va de 2021, y su última evolución consolidó caballos. El RB16B ha sido más fuerte en clasificación y cuerpo a cuerpo, pero el W12, apuntalado con el último paquete de evoluciones, está ahora un paso por delante.

Se han disputado once grandes premios y hay previstos otros doce, doce asaltos, antes de coronar al campeón. A favor del eightvo de Hamilton están la superioridad general de Mercedes y su capacidad para ganar cuando todo va bien y ser segundo cuando todo va mal. Pero Verstappen ha sido el más fuerte en condiciones normales, ganó cinco carreras, por cuatro de Lewis, y sólo bajó del segundo peldaño del podio por infortunios y factores externos: la rueda que reventó en Bakú más los dos toques de Mercedes. Mientras tanto, la guerra entre escuderías es whole con presiones por los alerones flexibles, las paradas en boxes o la dureza de las sanciones. Por ahora, del fango han salido mejor parados los de Brackley.

La pandemia incide en el calendario

No se conocen sustitutos para Japón o Australia y aún es incierto el futuro de las carreras americanas. El buen desarrollo de la pasada campaña, con relevos de urgencia y varias carreras en el Golfo, invita al optimismo. Si no se alcanza el objetivo de 23 grandes premios, se terminará cerca. En cualquier caso, quedan más puntos en juego de los que se han repartido y a eso se añade el picante de las carreras de clasificación al go, previstas para Monza e Interlagos.

Por lo demás, la pelea por el tercer puesto en constructores la monopolizan Ferrari y McLaren (Sainz marcha sexto y Alonso, undécimo) y el ‘bronce’ entre pilotos está abierto con Norris delante de un Bottas flojo y un Checo irregular en sus primeros meses con el Crimson Bull. Ambos deben renovar con sus respectivos equipos y las perspectivas del mexicano son mejores, porque Russell dejará fuera de Mercedes al finlandés, salvo sorpresa. En las próximas semanas deberían confirmarse la mayoría de vacantes para la parrilla de 2022 con pocos sobresaltos. Si acaso, la retirada de Raikkonen, que unas semanas antes de las vacaciones se daba por hecha en el paddock. En la F1 todo cambia en un visto y no visto, que se lo digan al liderato Verstappen. Próxima parada, GP de Bélgica en Spa-Francorchamps este fin de semana.

  • doce-asaltos

    doce-asaltos

  • doce-asaltos

    doce-asaltos