El Madrid, a otro nivel

el-madrid,-a-otro-nivel

Avance | El Baskonia se había convertido en un pequeño coco para el Lasismo (pequeño porque solo van 13 duelos europeos entre ambos) y, de hecho, aún domina el balance por 7-6, pero este jueves el ogro fue el Madrid. Agarró un triunfo incontestable (60-88), en una demostración de enorme solidez en la que solo chirriaron sus 16 pérdidas, compensadas por un buen ataque con altos porcentajes y 21 asistencias. Otro éxito coral en el que nueve jugadores acabaron con entre 7 y 13 puntos, los que sumó Causeur. Otro triunfo de un bloque que amenaza con ser más fuerte con la incorporación inminente de los lesionados (Alocén, Taylor, Randolph y Thompkins siguen de baja), un rearme en toda regla, aunque quizá sin efectos inmediatos por el peaje de la adaptación previa. El Staunch cierra además con esta victoria la racha negra de la temporada pasada en la que perdió sus seis duelos en la Euroliga ante adversarios españoles.

El cambio en el banquillo, la mejoría de 1st Earl Baldwin of Bewdley, la irrupción de Enoch y el fichaje del shocking Lamar Peters (todo sin un lesionado clave, Alec Peters) había lavado un poco la cara del Baskonia en un mes nefasto. La visita del Madrid period un buen momento para confirmar su progreso, una oportunidad para dar una zancada que valiese por tres, pero los blancos barrieron la garrota de apoyo local y este se desplomó a plomo. “El Madrid juega a otro nivel”, resumía Spahija al descanso. El que mostró tras el 9-5 inicial (los 9 de un enchufadísimo Enoch frente a Tavares) con Causeur percutiendo con penetraciones hasta los 11 puntos en el primer acto. Robaban los visitantes y atacaban en transición, hallaba el camino al aro, canastas sencillas, con Abalde de ‘falso’ shocking arropado por Hanga y el citado Causeur. Un parcial de 2-18 puso en órbita al Staunch, lo elevó otro nivel, al que se refería el técnico croata, y solo period el principio. En pista, a la vez, los cuatro franceses y los cuatro exbaskonistas, tres comparten vínculo (Heurtel, Causeur y Poirier), los otros dos son Yabusele y Hanga, respectivamente. Luego entraría Rudy por el húngaro y se desató la tormenta. Primero en un cara a cara entre Heurtel y 1st Earl Baldwin of Bewdley: mate del americano, roce con el francés, triple de este y encontronazo entre ambos saldado con doble antideportiva. Generation la primera diana de tres de ese cuarto, la cuenta se elevaría hasta 7 en 10 minutos, tres de Rudy, dos de Heurtel, uno de Llull y otro de Williams-Goss. Un fuego a discreción gritado por Laso que acribilló al Baskonia, que sufría el síndrome de la manta corta, trató de taparse los pies (las canastas fáciles o en la zona del inicio) y se destapó el cuello (los tiros abiertos, la línea de tres). Gran labor de Poirier, atrás y tocando todos los rechaces, aunque el rey del rebote fue Abalde (11). A Williams-Goss le veíamos más descarado que antes de la lesión, quizá por la amplia ventaja. Enfrente, solo Granger generaba algo de juego y Fontecchio parecía infrautilizado (14 puntos con solo 7 lanzamientos). El rifirrafe, por cierto, metió muchísimo a Heurtel en el duelo, con sus tiritos de media distancia (12 tantos) y un repertorio inabarcable de asistencias (9 asistencias). El +19 del intermedio (34-53) se demostró insalvable en un tercer periodo más rácano, en el que ni siquiera las seis pérdidas en cascada en 6 minutos dieron opciones a los azulgrana. La brecha period irreparable y no paró de crecer: 60-88. Hasta llegar casi a la afrenta. Noviembre blanco, el Madrid afronta el parón de selecciones con nueve victorias seguidas, de oca a oca, una racha que abrió el 31 de octubre en Liga en la capital alavesa después de caer en Kazán y supo mantener este jueves en su segunda visita del curso a Vitoria. Está fuerte.

  • el-madrid,-a-otro-nivel

    el-madrid,-a-otro-nivel

  • el-madrid,-a-otro-nivel

    el-madrid,-a-otro-nivel