¡Se puede viajar! Aun cuando no es posible

¡se-puede-viajar!-aun-cuando-no-es-posible

Nota del editor: Mari Rodríguez Ichaso ha sido colaboradora de la revista Vanidades por más de dos décadas. Especialista en moda, viajes, gastronomía, arte, arquitectura y entretenimiento. Productora de cine. Columnista de Estilo de . en Español.

(. Español) — Todo el que me conoce y ha leído mis artículos, sabe que una de las pasiones de mi vida es viajar, ¡pasión que sé que comparto con miles de ustedes!

Conocer el mundo, aprender de su historia, crear recuerdos divinos y encontrarme cara a cara con lugares y monumentos que solo conocía en fotos o películas, es un placer maravilloso que por años ha sido parte indispensable de mi vida.

“¡La aventura de un viaje!” se llamó la primera sección de viajes en mi carrera, tal como me sugirió mi padre, quien compartía esta misma pasión. Y fue lo que dio comienzo, a través de los años, a conocer cientos de lugares y personas inolvidables.

Y ahora, con la crisis mundial de covid-19, el placer de viajar se ha convertido -para todos- en algo temporalmente imposible, muy lejos en la lista de cosas y vivencias que anhelamos recuperar, y al menos de momento, con un futuro incierto. Todos nos preguntamos: ¿cuándo podremos viajar? ¿Podremos algún día alcanzar ese sueño de nuestra “bucket list”-esa lista de cosas para hacer antes de morir-?

Pues, aunque parezca mentira, en mis 6 semanas de “quédate en casa”, he logrado llenar gran parte de ese vacío que me ha quedado, y lo he hecho soñando y reviviendo viajes pasados. Y es una experiencia encantadora. Les cuento…

Revisión de fotos

Tan solo revisando las fotos que guardo en mi teléfono celular, ha sido maravilloso revivir viajes y momentos fascinantes que casi había olvidado.

Me ha entretenido muchísimo recordarlo todo, desde la ropa que llevaba años atrás (¡alguna me ha hecho reír!), hasta reparar en cada detalle que me llamó la atención en mis muchos viajes y a los que le hice una foto.

Una antiquísima puerta en Roma… esa calle misteriosa en Estambul. El tricentenario restaurante parisino Le Procope, donde comía (y dejó su bicornio) Napoleón. El quiosco de flores en Bond St. en Londres. La vista de la Plaza Mayor de Madrid en Navidad. Esa playa divina en Puerto Rico. La Casa Azul de Frida Kahlo en Ciudad de México, y los amigos y la familia que fueron parte de esos recuerdos.

¡Ha sido el mejor viaje en muchos años!

Y como me encanta fotografiar comida y mercados. ¡Fue una delicia casi saborear esos “croissants” parisinos que parecen “salirse” de la foto, dorados y bellos! ¡Y hasta puedo imaginar esa fragancia muy especial de las panaderías francesas con sus panes y pasteles recién horneados!

Les recomiendo revivir sus recuerdos, chequeando las fotos de su teléfono o computador. Seguro que tienen muchísimas. Y, si tienen tiempo, organizarlas, transferirlas o copiarlas en su tableta o computadora, dividirlas por viajes y por años, y mandar a hacer álbumes (impresos o virtuales) en los muchos negocios de este tipo que existen en Net. ¡Será fabuloso!

Recuerden que en esos negocios también pueden copiar sus viejos álbumes de fotos y videos antiguos, y guardar sus recuerdos para siempre en un DVD o USB o hacer un regalo a alguien que lo disfrutará a la distancia y con quien, en una llamada, podrá repasar esos momentos juntos, aunque lejos.

Muchas más opciones

Sin poder viajar, desde mi casa, me ha encantado visitar virtualmente museos de todas partes del mundo. En sus sitios en Net, hagan clic en sus visitas virtuales y será un descubrimiento excelente recorrer los que ya conocen, igual que visitar los que nunca han conocido. Son visitas bien hechas, con una tecnología excelente, pudiendo acercarse a los cuadros, y hasta ver cómo son las pinceladas y los trazos de los artistas, así como disfrutar vistas de 360 grados de las salas de exhibición.

También hay visitas virtuales a salas de conciertos con funciones de ópera, ballet y hasta obras de teatros de Broadway, tal y como podemos disfrutarlas en nuestros viajes. En tu servidor de Net encontrarás muchas.

Y casi todos los países tienen sitios net de turismo nacionales que ahora, más que nunca, promueven visitas virtuales de sus ciudades más emblemáticas, sus monumentos y sus calles, incluyendo sus grandes hoteles y hasta sus restaurantes. Se pueden encontrar escribiendo “visita virtual” en el buscador – o “search”- y encontrarán maravillas sorprendentes.

Lo más curioso es que los sitios de viajes se han adaptado tanto al confinamiento, que ofrecen opciones muy interesantes y muy imaginativas. Y llegan a entusiasmarnos tanto, que les confieso tener ya una nueva “bucket list” de sitios novedosos, que sin duda -cuando el viajar sea de nuevo parte de nuestras vidas-, podré conocer y disfrutar.

¡Y la aventura de un viaje será aún más espléndida e inolvidable!

  • ¡se-puede-viajar!-aun-cuando-no-es-posible

    ¡se-puede-viajar!-aun-cuando-no-es-posible