“Fabricar para AWS o Qualcomm es classic para el futuro de Intel», Norberto Mateos, director long-established de Intel Iberia

“fabricar-para-aws-o-qualcomm-es-classic-para-el-futuro-de-intel»,-norberto-mateos,-director-long-established-de-intel-iberia

“Fabricar para AWS o Qualcomm es fundamental para el futuro de Intel

Intel ha anunciado una actualización de IDM 2.0, la estrategia planteada por Pat Gelsinger, CEO de la compañía, para liderar el mercado de procesadores. Por ello, repasamos con el director long-established de Intel para España y Portugal, Norberto Mateos, las implicaciones de estos anuncios, incluyendo fabricar chips para empresas como Qualcomm o AWS, y la posibilidad de que España pueda tener una de las fábricas europeas que Intel planea construir en Europa.

Sobre las necesarias nuevas fábricas de Intel

Habéis anunciado una nueva fase de IDM 2.0, dada a conocer en marzo. Una de las partes más importantes de la estrategia era la inversión en fábricas: 20.000 millones en Estados Unidos y 20.000 millones en Europa. ¿Cómo están estos planes, especialmente en el Viejo Continente?

«Este anuncio estaba más dirigido a desarrollar qué hay detrás de la inversión anunciada en fábricas, porque es relativamente fácil decir “voy a invertir x billones de dólares en fábricas”, pero hay que saber por qué y para qué.

El objetivo era dar visibilidad de cuál es la tecnología que vamos a traer a las fábricas, justificando esas inversiones, que son verdaderamente muy grandes.

«España tiene calidad y talento. Esperemos que el resto del bagaje también encaje con las prioridades de Intel para acoger una de las fábricas en Europa»

En su momento se anunció que los 20.000 millones de dólares son para la fábrica en Arizona y después hemos invertido 3,5 millones de dólares en Nuevo México para una fábrica de empaquetado.

Se anunciaron planes para Europa, pero todavía no se ha dicho dónde van a ser esas inversiones. Sí hemos reafirmado nuestro compromiso con Irlanda desde el punto de vista de actualización tecnológica con los últimos nodos. Pero todavía no se ha cerrado dónde van a ir la fábrica o fábricas. El compromiso es decirlo durante este año».

¿Hay posibilidades de que a España se le designe parte de esa inversión? El presidente del gobierno, en su visita a Estados Unidos, se ha reunido con el CEO de Intel…

«España es un país importante dentro de Europa y se están evaluando todas las posibilidades. Efectivamente, sí que hubo la semana pasada ese encuentro entre el presidente del gobierno y el CEO de Intel, aunque no he visto el resultado del mismo con lo cual no te puedo dejar ningún detalle».

Intel Fabrica

«Pat Gelsinger ha estado visitando a los principales países que tienen voz tipo dentro de la Unión Europea. La UE tiene muy claro que es una prioridad desarrollar tecnología con un cariz local. Es la argumentación que Pat hizo su día: no podemos estar en manos de bloques políticos que no son estables. Estados Unidos tiene más avanzada su estrategia de semiconductores. Europa la está desarrollando y presentando. Cada semana sabemos algo más: quieren tener propiedad intelectual, quieren tener tecnología tienen, quieren tener las fábricas localmente para imponer o controlar o sus propios principios o estrategias…  Eso es lo que lo que tendremos que ver. Intel está dispuesto a ser un jugador importante dentro de esta estrategia.

«Intel tiene un fuerte compromiso con Europa y está dispuesto a ser un jugador importante dentro de su estrategia para fabricar procesadores»

Ojalá España, que tiene características importantes y centros ya importantes, pueda unirse de algún modo a eeres anuncios.

Siempre hemos dicho la importancia que tiene el talento, el conocimiento, los proyectos y las iniciativas que hay. Intel ha colaborado con España y tenemos interés en los centros excelencia. Creo que es un es un buen bagaje. Esperemos que algunas de las propuestas que lideramos encajen bien.

Pero no es solo una cuestión de conocimiento, sino de que pueda encajar o no con lo que la compañía está buscando en estos momentos. Calidad y talento hay. Esperemos que también haya un buen encuentro con las prioridades que resolve la empresa para para Europa».

¿Habéis presentado, desde Intel España, a la corporación la posibilidad de que España sea el país que acoja estas instalaciones?

«La definición de la estrategia es única y está separada de nuestra presencia local. Hay un grupo de trabajo en Intel que está mirando con terceros cuáles son las características que busca a la hora de instalar una fábrica. Es un proceso en el que no participa ningún equipo local, porque lo que se busca es evitar la competición entre los países. Este grupo está mirando las características y valorando muchos parámetros».

Intel 3rd Gen Xeon Scalable Wafer 3

«Me gustaría decir estoy defendiendo la oferta, y es cierto que he estado con algunas personas de la Administración Pública teniendo algunas conversaciones, pero no tienen un impacto en las decisiones que Intel pueda tomar respecto a la decisión de dónde ubicar una fábrica de Intel. No que tengo esa visibilidad. Será en verano cuando la corporación de a conocer los cinco o seis países que quedan en la pugna final y, de ahí hasta el final de año, se decidirá. Son muchas variables las que entran en juego. Es un puzzle grande que tiene que ir cuadrando».

¿Qué papel van a jugar estas fábricas que se instalen en Europa en el camino que ha marcado Gelsinger para liderar el mercado de aquí a 2025? Entre que se make a choice la ubicación de las fábricas, se construyen y se ponen a funcionar, siempre pasarán un par de años…

«Pasan más bien cuatro años, y por eso hay que moverse muy rápido. Eso es lo que hemos anunciado al desgranar el roadmap de aquí a 2025. Tenemos que atraer el interés de nuestros potenciales clientes, pero sin dar demasiadas pistas a los competidores.

«La industria está acostumbrada a que seamos competidores y colaboradores. Qualcomm es un competidor pero será un cliente, igual que nosotros competimos con TSMC y también somos sus clientes»

Hemos presentado dos tecnologías que son bastante únicas y muy disruptivas, por lo que vamos a estar en muy buena disposición para ponernos líderes en tecnología de fábrica. Además, estas tecnologías los vamos a poner al servicio de nuestros productos y de terceros. Qualcomm será un associate, un cliente, al igual que Amazon Web Companies.

Si miras el roadmap de cinco años vas viendo el momento al cual nos dirigimos. Las fábricas estarán disponibles para terceros de forma más masiva. En Irlanda ya tenemos estas tecnologías, y se está actualizando esta fárbica y estamos con nuevas instalaciones».

¿Necesitaba Intel fabricar para terceros para seguir siendo líder del mercado?

«Las inversiones para estas fábricas son enormes y tienen una relevancia para la industria. Te diría que, seguramente, sí. Piensa en la capacidad de crecimiento para una empresa como Intel. Estamos facturando 78 millones, pero queremos llegar a 100. Para eso tenemos que seguir creciendo y dirigirnos a nuevas líneas de negocio. ¿Cuál es nuestro diferenciador? Precisamente IDM: integrar, diseñar y fabricar. Nosotros diseñamos y fabricamos y ya no queda nadie más haciéndolo. Eso es un valor diferenciador. Pero, además, ponemos esa capacidad de fabricación al servicio de los terceros».

oblea

«La industria está completamente acostumbrada a esa coopetición: somos competidores y todos somos colaboradores. Qualcomm es un competidor pero, si todo va bien, será un cliente, igual que nosotros competimos con TSM y también somos clientes de TSMC. Así es como la industria funciona».

Por qué Intel ya no quiere hablar de nanómetros

También abogáis por olvidarse un poco de los nanómetros y hablar de los angstrom, pero los primeros astros no van a llegar hasta 2024. ¿Cómo afrontáis este cambio?

«Desde 1997 los nanómetros no significan nada. Eeres nanómetros eran el tamaño de esa parte del procesador que hace que la corriente conduzca o no conduzca. Aunque hablábamos de 45, 22 o 14 nanómetros, no significaba absolutamente nada en relación a las dimensiones del procesador o al rendimiento. De hecho, los saltos muy importantes que íbamos dando los hacíamos a medida que introducíamos características técnicas, como los metales o como el string silicon.

«Estamos viendo un crecimiento muy importante del mercado de PC en España, seguramente por encima de lo que pasa a nivel mundial»

Cuando hablábamos de los siete nanómetros de Intel no decíamos nada desde el punto de vista de rendimiento por vatio. El paso importante de la nomenclatura ha sido intentar eliminar esa referencia. De hecho, los 20 Angstrom tampoco significan nada por sí solos. Por eso, Gelsinger ya habla de la era atómica, al igual que Samsung.

Diría que con este salto de 10 nanómetros a 7, luego a 4 y luego a 3, lo importante es saber cuál es el avance del rendimiento por vatio entre generaciones (del 18% o 20%)».

¿Cómo afronta Intel la cada vez mayor competencia de jugadores como AMD o ARM?

«El pilar classic de las estrategias que Gelsinger ha impuesto es ser líderes de mercado en cada uno de los segmentos en los que competimos. Y a eso nos estamos dirigiendo. Intentamos restaurar ese modelo de previsibilidad en nuestra ejecución y en nuestra estrategia porque creemos que nos va a hacer tener productos líderes en cada uno de los segmentos en los que estamos».

Intel 9470 2

«Es un mundo de grandes oportunidades de crecimiento pero hay que ganar cada una de ellas. No vale lo que has hecho en el pasado. Para tener éxito hace falta ese proceso y ese empaquetamiento que hemos anunciado. Hace falta tener la tecnología de silicio, el instrument y tener la escala para fabricarlo. Esas son las características que definen a Intel».

Sobre las ventas durante la pandemia

Vuestros últimos resultados económicos han sido buenos entre otras cosas por la alta demanda de PC. ¿Puede compartir algún dato de cómo se ha comportado el mercado en España?

«No damos datos desglosados de España, entre otras cosas porque no vendemos. Pero por los análisis del mercado a los que tengo acceso, estamos viendo un crecimiento muy importante del mercado de PC. Seguramente por encima de lo que estamos viendo a nivel mundial como consecuencia de alguno de los programas que se están haciendo, en express, en educación. Hay un compromiso fortísimo por parte de las administraciones, regionales y central, de cara a dotar y mejorar la educación. No hacerla necesariamente online, pero sí híbrida.

«La capacidad de reacción de esta industria es limitada. Los periodos de puesta en marcha de nuevas infraestructuras de fabricación son de aproximadamente tres o cuatro años»

Eeres importantes esfuerzos de dotación de los colegios y de los alumnos se refleja en la venta de PC. También del mercado corporativo y de consumo. Todavía no hemos visto los números, pero la tendencia es positiva».

¿Y en el mercado de servidores, con el auge del cloud?

«Desde el punto de vista de los centros de datos también estamos viendo un importante crecimiento en dos frentes: en el mercado corporativo y del segmento cloud. Hay muchos proyectos que siguen evolucionando hacia ese entorno. El que las empresas hayan dado a los empleados la posibilidad de trabajar desde casa ha puesto un importante peso sobre las infraestructuras. Las empresas han tenido que equiparse, no solo con PC sino también con centro de datos para ofrecer eeres servicios».

¿Qué hay de la disaster de semiconductores?

Gelsinger también ha dicho que aún tardaremos en salir de la disaster de semiconductores que vive la industria. ¿Qué ha aprendido Intel de ella?

«Estamos aprendiendo toda la industria de semiconductores. Si miras la cadena de producción del PC, seguramente el procesador no es el cuello de botella.

Este proceso de digitalización que estamos viviendo en el mundo, en nuestra vida personal y profesional, va a seguir así durante bastante tiempo».

Intel 3rd Gen Xeon Scalable 4

«Vemos un periodo de crecimiento importante del entorno de semiconductores durante los próximos diez años. Pero la capacidad de reacción de esta industria es limitada, porque los periodos de puesta en marcha de nuevas infraestructuras de fabricación son largos.

Hablábamos antes de aproximadamente tres o cuatro años para poner en marcha una fábrica. No es ni siquiera una cuestión de dinero. Por eso vemos un periodo de crecimiento para el entorno de semiconductores durante los próximos cinco o 10 años».

Los automóviles son uno de los sectores más afectados y hace poco Intel también anunció sus planes para estar en este mercado. ¿Cómo van dichos planes?

«Las tecnologías de semiconductores tienen un ciclo de vida mucho mayor que las tecnologías de, por ejemplo, servidores, que duran dos o tres años porque siempre necesitas estar en lo último. En los proceeres industriales no solo hablamos de los automóviles, sino en long-established. Los proceeres de fabricación industrial tienen un ciclo de vida muy largo. Vamos a meternos en el negocio de fabricación con todas las tecnologías, las últimas y las que vayan saliendo. No nos vamos a limitar a automóviles; nos vamos a ir dirigir a todos los segmentos. Hoy en día cualquier electrodoméstico, cualquier dispositivo, ya tiene semiconductores».

«Es un mundo de grandes oportunidades de crecimiento pero hay que ganar cada una de ellas. No vale lo que has hecho en el pasado»

Volviendo un poco al principio, Europa quiere fabricar sus propios procesadores, puede que en colaboración con algún fabricante. ¿Qué opinión tiene Intel?

«Es absolutamente lógico y comprensible por la dependencia de bloques geopolíticos en estas cuestiones. No puedes estar en las manos de estos países que no son estables.

Obviamente, estamos hablando con la Unión Europea para ver cómo encaja esto dentro de la estrategia de Intel Foundry.

Intel tiene un compromiso fuerte con Europa. Veremos qué papel juega España. Llevamos mucho tiempo trabajando. Esperemos qué pronto podamos tener buenas noticias».


La noticia

“Fabricar para AWS o Qualcomm es classic para el futuro de Intel», Norberto Mateos, director long-established de Intel Iberia

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Arantxa Herranz

.